martes

Arte en las cosechas



Mensaje de la naturaleza, fraude, cambios de la conciencia humana a nivel global, OVNIS. Maravillosas figuras que aparecen en los campos de todo el mundo.

Los círculos en las cosechas aparecieron por primera vez en la campiña inglesa en los años 70 y sus formas primitivas sugerían que algo del cielo se había posado allí. A medida que continuaron apareciendo se fueron sofisticando sus trazos, dando lugar a toda clase de teorías, incluso se llegó a pensar que era un mensaje desesperado de Gaia, la madre tierra, hacia una humanidad alejada totalmente de ella.

Hollywood y el fenómeno

En el año 2002 se habló del tema debido entre otras cosas a la superproducción Señales, protagonizada por Mel Gibson, quizás para poner en conocimiento de la opinión pública un suceso poco conocido pero con muchos interrogantes por resolver.

Un reportaje que también sirvió para poner en la palestra este tema fue el que hizo la periodista Susana Díaz en El País Semanal, con una completísima información y acompañada de la investigadora Marga García-Baquero. Según sus investigaciones, al principio eran solo círculos pero su complejidad fue en aumento, había figuras con cuatrocientos círculos en perfecta forma geométrica, pero además todo tipo de líneas. Su opinión personal, reflejada en el programa Milenio 3 fue que cada investigador que acudía a intentar obtener respuestas lo hacía desde su propio campo, con lo que no habría una sola conclusión sino varias en las que cada cual tendría que formarse su opinión, más allá de verdades absolutas.

Investigando por dentro

Marga García-Baquero lleva más de diez años recorriendo palmo a palmo estos pictogramas, que empezó siendo una mera curiosidad por vivir en la zona y la visión del primer círculo causó un impacto muy importante en su vida. Primero empezó estudiando las formas, el sitio, ya que normalmente aparecen en campos de cereales, su forma física, su disposición en el terreno, observó que al entrar dentro no se puede tener una perspectiva de conjunto, sólo se puede ver bien desde una cierta altura, desde un helicóptero o una avioneta, por ejemplo. Quizás en los iniciales se podía atisbar desde tierra en qué parte de la figura estaba, pero en los últimos de una complejidad mayor, era imposible.

Comentó también que las primeras figuras estaban elaboradas con los cereales trenzados y aplastados de diferentes maneras, un trabajo muy detallado. Estudió a nivel científico que tienen un efecto microondas lo que hace que las espigas se deshidraten y se tumben, pero sin la menor destrucción, con un gran respeto por la vida. Simplemente ese entretejido es el que  forma los dibujos. Todo esto llevó a Marga desde el año 94 a querer investigar en diferentes campos de la ciencia como la astrofísica, la matemática, la astronomía y a comprender un poco más el momento que está viviendo la raza humana en su conjunto. Según ella hay muchísima información contenida en ellos y de una forma muy contundente para el que lo sepa interpretar. Más que quién los hace es el mensaje que traen esos círculos, no sólo en Inglaterra, sino en otras partes del mundo.

Más casos

En España, en la provincia de Zamora, concretamente en la localidad de Toro, en el año 91, fue una forma sencilla, circular.
En Cataluña, Lleida, en Les Garrigues,  en un campo de cebada, el 23 de febrero de 2000, fue investigado por Josep Guijarro de la Revista Más Allá y Javier Sierra. Eran dos círculos enormes que se podían ver desde la carretera y cercanos a un paso a nivel que se veían fácilmente porque estaban en un lugar elevado, uno de 35 metros de diámetro el primero y 26 metros el segundo, dentro un círculo más pequeño de unos cuatro metros haciendo una figura con un mismo centro, destacando ampliamente de la cosecha porque el resto era naturalmente de color verde y las figuras presentaban un color amarillo fuerte. Al aparecer de un día para otro se pensó que era una broma, pero las autoridades llevaron muestras al Departamento de Estudio Forense en Barcelona. 

Los periodistas también cogieron muestras y las llevaron a tres laboratorios distintos, revelando que no había sido ningún pesticida ni ninguna sustancia química, sino más bien una radiación de tipo microondas, lo que los llevó a asociar con efectos de OVNIS que habían sucedido en Francia y otros lugares, que figuraron en informes gubernamentales.

El responsable del campo siempre insistió en que era una broma para que no fuese nadie a investigar, incluso arrancó la plantación y volvió a sembrar, pero la cebada nueva volvía a crecer de la misma manera. El campo energético afectó a toda la zona.

Todavía no hay respuestas

A nivel gubernamental no hay respuestas, se intentó hacer grabaciones sobre la formación, informes en profundidad, incluso Laurence Rockefeller donó una importante cantidad de dinero para que se efectuasen diligencias al respecto. En Inglaterra se intentó silenciar el fenómeno, pero es tan inusual,  que el trasiego de personas tanto civiles como militares de una base cercana fue ingente.

Según Marga García-Baquero, en las formaciones reales aumenta la energía electromagnética un trescientos por cien, se incrementa la radioactividad y existe un proceso molecular en la cristalización que es diametralmente opuesto al resto de la cosecha, un orden mucho más perfecto.

Para cualquier profano que entra al círculo siente un aumento de energía considerable, una resistencia invisible al andar, si deja los brazos sueltos se siente como si algo los elevase, y la gente luego tiene sueños con las formas.

Diez mil formas en setenta países

Un experimento que se hizo fue colocar con agua destilada dentro del círculo y las moléculas del agua tomaban la forma del círculo. Todas estas investigaciones científicas fueron avaladas y comprobadas que se vienen realizando desde hace muchos años. 

En la base de datos de Colin Andrews que es la más fiable hasta el momento, calcula diez mil formaciones en más de setenta países, reuniendo a los reales y a las imitaciones.

Pero ciertamente, existen diferencias claves entre unas y otras, como la que existe en el trazo entre una línea hecha a pulso o con una regla. La exactitud y la dimensión milimétrica y es asombrosa. El trenzado de las hojas también da pistas sobre su veracidad.

Como si un molde viniese desde el cielo y dejase plasmadas las figuras. Verdaderas obras de arte, tal vez con un importante mensaje aún sin descifrar.

@mamiroca

Publicar un comentario