martes

Controversias en la pirámide de Keops


Las pirámides no esconden exclusivamente misterios, también teorías e intereses creados.

Ciento cuarenta y siete metros de altura, dos millones y medio de bloques de piedra y hecha con una arquitectura desconcertante, en la pirámide de Keops, en el año 1993 se encontró una extraña puerta con dos pomos de cobre. 

En el año 2002, un robot especialmente diseñado para la exploración por la National Geographic, realizó una transmisión de imágenes en la cámara secreta. Periódicos y medios de todo el mundo publicaron la noticia.

Tres fechas

Javier Sierra, en el programa de Milenio 3 del 19 de septiembre de 2002, dijo con respecto a este descubrimiento que hay que tener en cuenta tres fechas.

En el año 1872 Waynman Dixon y su hermano, buscando un tesoro en la cámara de la reina dio con dos zonas huecas, una en la pared sur y otra en la pared norte en una especie de mal llamados canales, que hasta ese momento no se sabía de su existencia.

En 1993 Rudolf Gantenbrink, burló el secretismo de los ingenieros que construyeron la pirámide y demostró que las cavidades estaban hechas a conciencia, adentrándose en el monumento más de sesenta metros en la cara sur, y en la cara norte no pudo seguir explorando porque había una barra metálica que pusieron otros exploradores anteriormente, lo que frenó su búsqueda y lo dejó sin saber adónde iba a parar.

En el 2002 National Geographic siguiendo los pasos de Gantenbrink, continuó la exploración.

Pirámide con dos tumbas

Gantenbrink es director del Instituto Arqueológico Alemán de El Cairo y fue contratado en el año 1993 para limpiar los cuatro canales, impregnados de sales debido a los millones de turistas que visitan la pirámide. Además colocó un sistema de ventilación para su preservación. A partir de entonces los accesos son restringidos a grupos de ciento cincuenta personas al día.

Gantenbrink habló para el programa, y dijo que cuando se hizo la exploración llegó a la conclusión de que para él había tres puertas, dos de las cuales fueron halladas, y que si había dos puertas debía de haber tres y si había tres, tenía que haber una tumba que según él sería de la madre de Keops, Hetepheres I. 

Keops es la única pirámide donde existen estos canales, y si la madre estaría enterrada al final del canal sur, al final del canal norte estaría enterrado Osiris, porque al lado de las pirámides satélites situadas en la cara oriental de la gran pirámide, se encontró un pozo con varios vasos canopes con las vísceras de la madre de Keops, además de un tesoro funerario con joyas, muebles, una tumbona y baúles, pero no el cuerpo. No se encontró aún ningún cuerpo en la gran pirámide, lo que podría suponer que se hallarían detrás de esta tercera puerta. Según esta teoría, Keops fue el encargado de sacar a su madre para depositarla en la gran pirámide y sería una tumba doble.

Otras teorías

Manuel Delgado viajó más de cien veces a Egipto y sostuvo que las pirámides son de construcción muy anterior a lo que se cree, que no la construyó Keops, y como base de esta hipótesis dijo que asimilar lo que son las herramientas de los egipcios de la cuarta dinastía con las obras que existen en la pirámide, los taladros, las perforaciones o determinados cortes, e incluso intentar compararlas con la tecnología actual son preguntas aún sin respuesta. El que exista una cámara detrás de estos canales también podría indicar que existen otros lugares por los cuales se podría acceder. Un ejemplo más de todo este misterio es que en la pirámide de Kefrén no existe un solo jeroglífico y la tumba de su esposa está repleta de los mismos.

Para él Keops fue un usurpador.

Javier Sierra contó que los egipcios eran expertos en reutilizar templos incluso con el beneplácito de la población. El templo de Abidos por ejemplo, construido por Sethy I fue reutilizado y las inscripciones con el nombre de Sethy I fueron tachadas por Ramsés II lo que originó una mezcla extraña.

Muchas hipótesis no concuerdan con la cronología oficial, primero porque los faraones que vinieron después no supieron igualar esas majestuosas construcciones, Keops es única en su arquitectura y grandiosidad, exceptuando la pirámide roja de Dashur.

Existen controversias con respecto a la erosión geológica de la esfinge que también podrían cambiar la fecha de datación, algunos geólogos la atribuyen a la pluviometría, a una erosión continuada por efecto de la lluvia, pero hace 4500 años ya no llovía en esa zona, sí en épocas anteriores pero hay que remontarse a 7000 años antes de Cristo, por lo menos, época en la cual Egipto tampoco existía para los egiptólogos.

Afán de protagonismo  e informaciones contradictorias

Todo el mundo se preguntó entonces porqué Gantenbrink no continuó con las investigaciones ya que ofreció realizar arqueología científica seria y no se le hizo caso. Zahi Hawass, uno de los más famosos egiptólogos del mundo, la persona encargada de tomar todas las directrices con respecto a los tesoros egipcios, el que decide qué se hace y qué no con cada una de las piezas arqueológicas, resolvió en ese momento que necesitaba el apoyo de una institución seria y solvente para llevar a cabo ese proyecto, sobre todo solvente.

En la reunión de prensa de la National Geographic de 2002, Zahi Hawass confirma que se hallaron huellas dactilares en las pirámides como prueba de que fueron construidas por los egipcios, pero Francisco Contreras que fue el enviado especial de la Cadena Ser allí presente, dijo que no se vio ninguna huella, tan sólo una piedra de yeso rasgada, pero nada más, lo que derivó en informaciones contradictorias, sumado a que tuvieron que hacer exploraciones previas para tener todo preparado para la puesta en escena televisiva a nivel mundial. Lo único que el mundo pudo ver en ese momento fue una cavidad blanquecina, en la que  se hizo una primera exploración al perforar la primera puerta de Gantenbrink. Tras ella apareció una segunda puerta sellada donde la gran pirámide sigue guardando sus secretos.

Imagen: Tumblr.com

@mamiroca


Publicar un comentario