viernes

Bajo el agua de Mallorca



En las Islas Pitiusas, se esconden sonidos difíciles de olvidar para lugareños y turistas.

Desde finales de julio y principios de agosto de 2002 y durante gran parte de ese mismo año, Institutos de investigación marina, campeones mundiales de pesca submarina, personas conocedoras del fondo del mar, hablaron de sonidos ásperos, metálicos. Como si tubos de acero cayeran en las profundidades, entrechocándose y provocando extraños ruidos.

Hay quienes dicen que en los años 1978 y 1979 ocurrieron en ese mismo sitio sucesos relacionados con el tema OVNI y posiblemente asocien unos hechos con otros. Concretamente, la noche del 11 de noviembre de 1978 un avión tuvo que aterrizar de urgencia en el aeropuerto de Manises, perseguido por unos objetos ciertamente misteriosos, descritos en un amplio informe redactado por el Ejército del Aire.

En Mallorca, Pep Climent pudo fotografiar a los objetos que persiguieron dicho avión.

Diferentes opiniones

En 2002 los sonidos se registraron en Sa Dragonera, en la zona norte de la isla, lo que provocó la huida de peces y la desorientación de los investigadores.

Para el triple campeón de pesca submarina Pep Amengual es un misterio y un fenómeno molesto, dice que no son barcos ni nada por el estilo, pero sí lo identifica con el sonido de maquinaria muy pesada.

Tomeu Salas, Presidente del Comité Balear de pesca submarina afirma rotundamente que nadie había escuchado ese tipo de sonidos con anterioridad. La Consellería de Agricultura y Medio Ambiente de la Generalitat de Catalunya dice que no hay explicación coherente para ese hecho. Golpes secos, acompasados, que se detienen, que alejan a los animales. Las teorías son tan diversas como las personas que presencian el fenómeno.

El periódico Última hora de Mallorca habló de la observación de luminarias extrañas sobre el mar, que en ocasiones se complementan con los sonidos y en otras ocasiones no.

Para algunos es un fenómeno nuevo, para otros hace tiempo que ese sitio está marcado por un sino especial.

Intentando esclarecer los hechos

Pedro Amorós, presidente de la Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas, realizó una amplia investigación in situ, para desvelar el misterio, el cual él no compartía. Se encontró con que gran parte de la gente creía firmemente que allí había una base submarina extraterrestre, otros argumentaron que eran prospecciones petrolíferas ilegales o el paso de submarinos, pero éstos por el contrario intentarían silenciarse al máximo más que enviar señales para ser descubiertos.

Según su investigación realizada con medios del CSIC afirma que es algo natural, o alguna excavación clandestina porque la única compañía con autorización para realizar trabajos en la zona era la petrolera Repsol y ellos acreditaron que en ese momento no había ningún equipo haciendo ningún tipo de prospección minera. Y si se plantea la hipótesis de submarinos o tecnología militar, se entraría en un terreno que él no quiso abordar.

A Pedro lo que más le llamó la atención es el sonido de fondo, una vibración mecánica y rítmica que se repetía cada treinta o cuarenta y cinco segundos. Teo Plaza le comentó que le sugería el sonido de un terremoto, como dos placas tectónicas chocando entre sí, resonando por todo el mar. Personas que se encontraban en una cala cercana a donde el equipo estaba realizando la investigación se alejaron de la zona a toda prisa al oír el fuerte ruido, por lo que se desprende que el fenómeno es audible no sólo buceando sino también en las playas cercanas.

La gente prefiere el silencio

Chema Font, corresponsal de la Cadena Ser en las Islas Baleares y experto buceador ya había comentado el miedo que había en la gente de Mallorca sobre lo que ocurría bajo el mar. En la zona, que  se encuentra alejada del epicentro turístico, son reacios a hablar de este tema. Saben que hay algo extraño que está ahí, pero el silencio es la tónica general.
Chema, al ser preguntado por Iker Jiménez para el programa Milenio 3 contó que aunque él se sumergió en las aguas no pudo percibir los sonidos por sí mismo.

Otro galimatías para los científicos y las mentes inquietas.

Imagen: recreación en ikerjimenez.com 


@mamiroca



Publicar un comentario