jueves

Flota de ovnis en Valencia


A fines del año 2002 una serie de avistamientos de Ovnis puso en alerta a un conocido programa de radio.


Diciembre, es época de celebraciones y Fiestas de Fin de Año. Pero el programa Milenio 3 de la Cadena Ser en el año 2002, se vio abrumado por las llamadas de multitud de personas que afirmaron haber visto Ovnis, con descripciones tan claras y certeras que no dejaron indiferente a nadie. Por ejemplo, el testimonio de un policía municipal de Xàtiva, Valencia, Francisco Hollín que junto a ocho policías más vieron objetos volantes no identificados y en ese mismo instante un grupo de videoaficionados  grabaron con sus cámaras unas luces extrañas, lo que derivó en un atestado policial que reflejó el hecho.

Muy cerca de allí en Cullera, un lugar cercano al mar y privilegiado se vio también sorprendido con todo lo extravagante que conllevan estos sucesos y el fenómeno Ovni, volvió a manifestarse.

Curioso que a pocos kilómetros entre un sitio y otro, una familia entera, vio y grabó el aparato que circundó por aquellos días la zona de Valencia.

Un hombre honrado

El que lo vivió en primera persona fue Lorenzo Bolufer, una persona normal y honesta que se vio abordado por esta incógnita celeste.

Hablando sobre el tema con Iker Jiménez a los micrófonos de la radio, explicó que su hija llegó a su domicilio sobre las seis de la mañana y en dirección sureste vio una luz muy potente. Rápidamente cogió la cámara de vídeo para poder filmarlo todo y al ver la filmación observaron un detalle asombroso. Una ‘esfera azulada con un degradado de anillos concéntricos y de donde salían y entraban varios objetos luminosos que se posicionaron a una cierta distancia de esa esfera’. Algo que le impresionó muchísimo sin duda alguna. Agregó además que esto se podía ver cuando se proyectaba la filmación pero que pasó totalmente desapercibido cuando lo observaron directamente, donde solo se podía divisar lo que se puede especular que fuese la ‘nave nodriza’.

Es de destacar que les hubiese llamado la atención, tan acostumbrados como están los valencianos a la gran luminosidad en esa bella zona de España. 
Lorenzo destacó su luminosidad y también su tamaño, similar a un cuarto de luna, pero se encontraba justo en la posición opuesta. Algo muy extraño que hizo que su hija, cámara en ristre no perdiese detalle. Al reproducir toda la filmación con toda la minuciosidad de los detalles fue cuando pudieron confirmar el porqué de su asombro.

El extraño baile

La filmación reveló con mucha más claridad y nitidez como unas pequeñas luces salían de la mayor y se colocaban a una cierta distancia, objetos luminosos de mucho menor tamaño que disparan hacia la esfera mayor, como si de una especie de danza o baile se tratase.

El extraño movimiento se prolongó aún después de que las baterías de la filmadora se gastasen, pero al menos consiguieron captar imágenes durante once largos minutos.

Esa noche del 22 de diciembre toda su familia pudo ser testigo de lo extraño. Su esposa, el novio de su hija, su hijo… una familia numerosa, todos con el asombro en el cuerpo.

Aquello estaba frente al mar hacia el sureste, pero llamativamente no emitía ningún tipo de sonido, al menos para el oído humano.

Lorenzo Bolufer, es uno de los muchos testigos que por su honestidad y sencillez hacen dudar al más escéptico de los escépticos, que ponen los vellos de punta. Al escuchar a personas como él que se han topado con algo raro, que no saben definirlo ni etiquetarlo, que tampoco la ciencia tiene respuestas y que por ahora está ahí presente y palpable, con lo intangible de su grandeza y su sinsentido, grotesco en algunas ocasiones, pero perceptiblemente real, no cabe menos que dejar una puerta abierta a posibilidades más irreales.

Imagen: Tumblr.com

@mamiroca

Publicar un comentario