viernes

Jesús y Egipto


Si se investiga un poco en religiones antiguas, se puede ver que existen similitudes entre la figura de Jesús y otros dioses.



Por ejemplo con la religión egipcia. El nacimiento de Jesús de una virgen, también se identifica con la diosa Mut o diosa buitre, la diosa madre, origen de todo lo creado y diosa del cielo.

Pero Jesús genera tanta controversia porque fue un revolucionario dentro del aspecto religioso ya que a los que realmente se enfrentó y de quien suscitó todas las iras fue de los judíos.

El desafío de Jesús


Según Sebastián Vázquez Jiménez, en el programa Milenio 3 del 24 de diciembre de 2002, los judíos llevaban mucho tiempo esperando un Mesías y fue con ellos con quien fue más crítico y casi se podría decir que se mofó de sus leyes, y fue en donde provocó la verdadera conmoción social. Desde el punto de vista político se puede ver que desafió a los romanos, pero desde la óptica puramente religiosa, en donde él realmente metió 'el dedo en la llaga'. Fueron los sacerdotes judíos los que finalmente terminaron pidiendo su crucifixión.

Cristo después de su muerte


En un libro del año 1894 llamado La vida desconocida de Jesucristo, escrito por el soviético Nicolás Notovitch, Iker Jiménez contó que en un antiguo templo de Ladakh, en la zona también llamada 'pequeño Tíbet', se encontraron unos manuscritos que hablaban del profeta Isa, un niño que llegó y habló con palabras divinas. Todo esto conjeturado de documentos más o menos plausibles que dan teorías muy diferentes al concepto dogmático que se puede tener de Jesucristo a día de hoy.

Se habla de lugares como Nepal, el Tíbet, en los que también pudo estar. Todos centros de sabiduría antiquísima.

Por citar un ejemplo, la tumba de Jesús en Cachemira, del que se documentó el español Andreas Faber-Kaiser para hacer su libro Jesús vivió y murió en Cachemira. La tumba se encuentra en una zona hoy en día con muchos conflictos armados, guardada por una familia y que ha sido filmada, pero no está escondida sino más bien que cualquiera puede verla y allí hablan de la presencia del Santo Isha.

Sebastián Vázquez, opina que el que Jesús haya estado en Oriente se vincula más al período posterior a su muerte, barajando la posibilidad de que no hubiese muerto en la cruz, sino que luego del calvario hubiese sobrevivido y posteriormente se hubiese retirado a la India. Otros autores creen que amigos de Jesús o familiares, después de su muerte se desperdigaron hacia zonas lejanas de India e incluso China.

El documento Q


Los evangelistas y algunos historiadores a modo de cronistas de su época, han hecho pasar a través de los siglos frases directamente de la boca de Jesús. Palabras con un profundo contenido, con un mensaje en clave, de imposible comprensión para las gentes humildes de la Palestina del siglo I, que es lo único que queda de sus enseñanzas.

Gran cantidad de personas y más aún a partir del siglo XX, afirman que existen otros mensajes de Jesús, encontrados en papiros en medio del desierto con verdades fuera de lo establecido hasta hoy y que han sido censuradas y es el origen del llamado Documento Q.

Muchos expertos afirman que todos los escritos de Jesús, canónicos y apócrifos son interpretaciones o reconstrucciones hechas después. Aún hoy no se sabe literalmente lo que dijo Jesús, tal vez no se sepa nunca, pero contra toda corriente el mensaje tiene el mismo poder. El documento Q habla de unas doscientas frases pronunciadas por Jesús y que podrían ser diametralmente opuestas a lo que se conoce hasta hoy.

En el libro Los evangelios apócrifos, escrito por Pierre Crepon, se cuenta que uno de los más importantes hallados fue el Evangelio de Tomás, que comienza diciendo: "- He aquí las palabras secretas que Jesús ha dicho y ha escrito el discípulo Judas Tomás" y enumera una lista de sentencias dichas por él.

Los investigadores afirman que los discípulos recogieron sus dichos, lo que no invalida en absoluto sino todo lo contrario su estatura espiritual, su potencia y su vigencia.

Desde un punto de vista rígido sí se puede interpretar que unos evangelios y otros pueden ser muy diferentes, pero si se observan de forma más amplia, no lo son tanto.

Frases como 'aquel que encuentre la interpretación de estas palabras no conocerá la muerte', y mensajes por el estilo fueron ocultados por comunidades de los primeros eremitas cristianos, después de que se declararan cuáles eran válidos y cuáles no, para diferenciar una enseñanza privilegiada para unos pocos y otra para la mayoría.

Una fuente de inspiración


Nacho Ares, Licenciado en Historia Antigua por la Universidad de Valladolid, cuenta que gran parte de las Bienaventuranzas y otras parábolas tienen un paralelismo casi exacto en textos egipcios, dos mil años anteriores a Jesús, como las Máximas de Ptahhotep, un sabio egipcio del Imperio Medio que dejó por escrito una serie de sentencias de índole ética y moral, como el principio del "buen samaritano", que luego se encuentran en boca de Jesús y de las que posiblemente él haya bebido para luego desarrollarlas en parábolas.

Después de tantos siglos todo sigue siendo un auténtico misterio. Su vida, dónde estuvo, cuál fue el fundamento de su aprendizaje, y cómo alcanzó ese encumbramiento en la sociedad de su tiempo a nivel espiritual se mantiene vetado aún a los hombres a través de los tiempos.


@mamiroca

Publicar un comentario