miércoles

Andreas Faber-Kaiser


El libro ‘Jesús vivió y murió en Cachemira’, sembró de interrogantes la religión en los años setenta.


Andreas Faber–Kaiser fue un autor que con sus viajes e hipótesis dio otra mirada a temas que en teoría ya estaban resueltos.

En el año 1976 la ya desaparecida Editorial A.T.E., distribuyó un libro de tapa dura con la imagen de una tumba en la portada. Su título, Jesús vivió y murió en Cachemira.

Este catalán y alemán a la vez, hijo de un famoso pintor de la vanguardia abstracta, Andreas Faber-Kaiser, se trasladó a la India durante meses para realizar una investigación que se convirtió en uno de los diez libros más vendidos en España.

En zona de conflicto

Tras internarse en la complicada zona de Cachemira, la labor de Faber-Kaiser puso de manifiesto la teoría de que Jesús tal vez no murió crucificado, sino que luego de las terribles laceraciones que le infringieron en el monte del Calvario, fue llevado y conducido en el más absoluto secreto hasta aquella remota zona. 
Según él, tras algunos años predicando sus enseñanzas, podría haber muerto en la ciudad de Srinagar

Fundamentándose en la ingente cantidad de información transmitida de forma oral en la zona, que contaba la historia de un hombre llamado Isha y que decía hablar por la boca de Dios, que tenía un llamativo parecido a la fisonomía con Jesús de Nazaret y además era coetáneo de este, Faber- Kaiser unió las similitudes e ideó una hipótesis que le granjeó bastantes adversarios en todo el planeta.

El libro del escándalo

El extenso viaje en compañía de su esposa Mercedes Castellanos, fue el pistoletazo de salida para difundir al mundo la noticia lejana, pero conocida por todos en la India, alrededor de aquel hombre con poderes aparentemente sobrenaturales, venerado hasta el día de su fallecimiento en una tumba conocida como el ‘rozabal’que podía ser el mismísimo Mesías. Ese ataúd fue fotografiado por Faber-Kaiser por primera vez, para ser la tapa de un libro que revolucionaría las creencias de muchas personas.

El libro se agotó en contadas semanas. La obra de este reportero y director de la legendaria publicación Mundo Desconocidogalardonada y de prestigio mundial como una de las tres mejores de su génerodesató no pocas polémicas. En los sectores más apegados a la doctrina de la Iglesia Católica, la teoría de Faber- Kaiser dio como resultado debates periodísticos y programas de televisión de lo más variados. 
Las contestaciones dadas a las réplicas fueron el origen de libros que tenían por ejemplo el nombre de Jesús y la estafa de Cachemira que para bien o para mal, nunca llegaron al reconocimiento del anterior.

En 1977, en contrapartida, algunos diarios de Francia alababan el libro de Faber -Kaiser como un símbolo de apertura ideológica de la transición a la democracia en España. 
En el otro plato de la balanza, el Cardenal de Bombay Gracias Valerian expresaba públicamente su temor de que Andreas Faber- Kaiser diese a conocer, algunos detalles. Paradójicamente, mientras el ya fallecido autor era tildado de integrista musulmán o de ser pagado ilícitamente por un movimiento fundamentalista para difundir esas teorías, el libro estaba en su mejor momento y ya era publicado en Alemania, Suiza, Francia, Noruega, Inglaterra e incluso la propia India. Una resonancia que no había alcanzado ninguno de aquellos libros de la ya extinta editorial.

El valor de la osadía

Algunas veces, es oportuno recordar a los que han sido grandes investigadores, más allá de que estén equivocados o no, como personas valientes que exponen teorías que rompen con lo establecido.

Esta reseña sobre Andreas Faber-Kaiser, fue comentada por Iker Jiménez en su programa Milenio 3 de la Cadena Ser del día 6 de enero de 2003.


@mamiroca

Publicar un comentario