jueves

Avistamientos de OVNIS


Milenio 3 es un programa al que los oyentes suelen reportar sus experiencias directas con el fenómeno Ovni. Aquí, dos casos.


En el programa de la Cadena Ser del día 20 de enero de 2003, Carmen Porter transmitía la noticia de un correo electrónico que le había llegado de Francisco Javier, desde Vélez Málaga, en donde le contaba que había visto algo muy extraño en la madrugada del 14 de enero. Un fortísimo y desagradable sonido lo levantó de la cama y cuando salió al balcón, pudo observar siete luces inmensas que eran precedidas por otra luz

En sus propias palabras, a las seis y veinte de la mañana estaba viendo la televisión cuando comenzó a oír algo que le pareció similar a un avión acercándose, pero el sobresalto que lo hizo incorporarse fue el ruido que no cesaba. Normalmente el sonido de un avión cuando se aleja disminuye, todo lo contrario de lo que sucedió en este caso. Esa curiosidad fue la que le hizo acercarse al balcón y quedarse paralizado cuando vio ‘siete luces rojas fijas’, alineadas de forma similar a un bumerán.

El avistamiento del ovni

Lo que llamó poderosamente su atención es que se desplazaba de forma sumamente lenta y alrededor de esas luces rojas, estaba rodeado por otras luces más suaves.

Además pudo contemplar otro objeto más pequeño a las siete de la mañana. Su conclusión fue que el primero le estaba abriendo camino a lo que quiera que haya sido que divisó después. No supo precisar si las siete primeras luces provenían de un todo o eran independientes y volaban por separado.

En Galicia

A las cinco y cuarto de la tarde, les envió otro correo electrónico desde la otra punta de España, concretamente desde Galicia. Juan Fandiño, un estudiante que se encontraba en el colegio con varios compañeros, y que al mirar por la ventana vieron un objeto extraño, de forma esférica, según él de color plata, aspecto metálico, que al reflejarse en él el sol producía brillo, que hacía movimientos extraños e inclusive descendió por el Estrecho de Rande, en la Ría de Vigo. 

Juan pudo contar que era una esfera que giraba sobre sí misma, de color metalizado y que carecía de luces, no tenía forma de avión y su brillo provenía del sol que le daba de frente. Su conclusión además es que los aviones no vuelan de esa forma, porque además hacía movimientos horizontales y luego en forma de zigzag.

Dos testigos de lo insólito

Dos personas corrientes que llamaron a la radio para contar una experiencia de lo menos habitual, en primera persona. Como decía Iker Jiménez, sea lo que sea lo que hayan visto, el hecho de que les hayan escrito llenos de pánico en el mismo día y sin conocerse, desde dos puntos distantes en la geografía española a mil ciento treinta y nueve kilómetros pudiendo contemplar fenómenos extraños en el cielo, es al menos para tener en cuenta.

Carmen Porter quiso agregar además que Francisco Javier, el primero de los testigos intentó investigar por sí mismo lo que había visto, y se puso en contacto con las autoridades, llegando a llamar incluso al Ministerio de Defensa
Hasta tal punto llegó su convencimiento y su determinación para averiguar si había algún prototipo militar realizando maniobras por la zona y para descartar por sí mismo el avistamiento de un ovni. Al menos hasta la emisión del programa, desde el Ministerio no obtuvo respuesta, la que a su vez era esperada desde la radio que también se puso en contacto con el organismo oficial, para poder averiguar y dar alguna certeza de algo explicable que pudiese estar surcando en ese momento el cielo de Vélez, Málaga.

Historias reales que hasta el momento no tienen explicación para sus testigos y actores involuntarios.

@mamiroca

Publicar un comentario