martes

La tragedia de la Soyuz 11



Cuando los norteamericanos llegaron a la Luna, los rusos iniciaron un proyecto diferente: poner en órbita una estación espacial.


Otra vez en esta carrera en el contexto de la Guerra Fría entre los dos bloques, hubo tres víctimas en una tragedia. En España, el Redactor Marius Lleguet en la revista Algo publicó la noticia del desastre de la Soyuz 11

Fue la primera misión tripulada en habitar una estación espacial, además de romper un récord de permanencia en el espacio. 
Los capitanes militares Georgi Dobrovolski, Vladislav Vólkov y Viktor Patsayev intentaban realizar el acoplamiento a la nave Saliut 1. Con aire bravucón y maneras prepotentes, tal vez en un intento de contrarrestar la gran fama de los astronautas americanos que llegaron a la Luna, narraron a la base sus operaciones de acople, hasta haciendo todo tipo de chistes con el tema.

Una muerte terrible

Su destino fue otro. Llegaron muertos, dentro de la nave, por causas que nunca fueron del todo explicadas. El incidente obligó a retrasar dos años el programa espacial ruso, rediseñar la nave Soyuz y a abandonar antes de tiempo la estación Saliut 1

Pero además hubo varios problemas que sucedieron a la tripulación de la estación. Entre ellos, la avería del telescopio principal, un incendio que casi provoca la evacuación de emergencia y fuertes diferencias entre dos de sus tripulantes. Incidentes que adelantaron la vuelta de los cosmonautas, en una misión que estaba planeada para treinta días.

Luis Ruiz de Gopegui, director de la NASA en España en aquel entonces, habló para los micrófonos de la Cadena Ser, en el programa Milenio 3 del día 2 de febrero de 2003, sobre este inquietante caso. 

Comentó que la nave se desacopló de la estación espacial Saliut 1. Al producirse el desacople, esto provocó lo que se denomina una pérdida de atmósferas por lo que a los astronautas no les dio tiempo para cerrar la llave de paso, lo que hizo que la atmósfera se les escapase y se quedasen en la nave  en completo vacío y muriesen de una forma atroz. Les explotaron las venas y los órganos por dentro. En el centro de control, cuando cayeron a tierra sabían a ciencia cierta que habían fallecido porque no contestaban a las llamadas y además porque en las mediciones pudieron comprobar que se habían quedado sin atmósfera para poder respirar.

El horror en vivo y en directo

Imaginar por un momento a los reporteros, a los ingenieros rusos cuando los tres comandantes no contestaban luego de haber bromeado tanto y más tarde permanecer durante horas en el más absoluto silencio, es cuanto menos escalofriante.

Muchos intentaron negar lo ocurrido, se habló por ejemplo de que fueron enviados como auténticas cobayas humanas, sin los trajes protectores, y los tres volvieron muertos en pleno silencio. Fueron enterrados como verdaderos héroes de la nación. Una de las historias más difíciles de asumir por la orgullosa ciencia aeronáutica de Rusia. Una muerte cruel que generó todo tipo de especulaciones incluso en Estados Unidos.

El best seller no publicado

Propaganda, misterio o autenticidad. Esto es lo que se preguntó Iker Jiménez que habló en su programa sobre el periodista Frank Edwards, involucrado muy especialmente en este tema.

Aunque parezca el argumento de una película, es una historia totalmente real. Frank Edwards había encargado a su editor una edición de un libro que él tenía la convicción de que sería un gran best seller, Los misterios de la aeronáutica rusa.

En ese borrador que nunca llegó a ver la luz había contenida información secreta, según uno de sus editores, sobre experimentos negativos realizados ex professo en los cuerpos de los cosmonautas rusos. 

Tal vez no sólo se refería al caso de la Soyuz 11, sino a casos anteriores como el de los expedientes X que precedieron a Yuri Gagarin en la conquista del espacio. 
Frank Edwards apareció con un tiro en la cabeza, en su viejo coche antes de poder publicar su libro.

Este trágico fin, tanto de la misión espacial como del periodista en aras de que se supiese su verdad, solamente aporta más misterio y desinformación sobre la historia de la aeronáutica soviética.

Imagen: Wikipedia.org

@mamiroca


Publicar un comentario