viernes

¿Qué significa la "defensa civil" en Estados Unidos?


A veces, la protección civil se puede volver contra los propios ciudadanos.


Cuando sucedió el desastre del Prestige, hizo desear tener en España una organización que fuese capaz de luchar contra todo tipo de desgracias naturales. 
En Estados Unidos cumple con este fin, la Agencia Federal para el Control de Emergencias. Un organismo que a pesar de los elevados fines que lo sustentan, tiene un lado oscuro diametralmente opuesto.

El abuso de poder

Muy diferente es tener la autoridad para impedir el vertido de chapapote en las playas, a tener la facultad de suspender la constitución, practicar la censura en los medios de comunicación o recluir a los ciudadanos en campos de concentración
Ante la menor duda de algún tipo de peligro civil, esta agencia tiene la capacidad de someter al país más poderoso del mundo a la obediencia de una junta militar.

Su principal cometido es lo que ellos llaman “contrainsurgencia doméstica”, que quiere decir, ni más ni menos la comprobación, inspección, fiscalización e intervención de posibles acciones sobre minorías étnicas, religiosas o ideológicas. No es sólo el hecho de controlar disturbios callejeros, sino de desterrar cualquier intento de separarse de la doctrina común de forma organizada, que pueda turbar el plácido sueño americano.

Detenciones de ilegales

Para cumplir su objetivo, la Agencia realiza diferentes tipos de ejercicios y maniobras. Por ejemplo el llamado REX 84, diminutivo de Readiness Exercise 1984. Un dispositivo  que se implementó para realizar la detención e internamiento en una sola noche, de cuatrocientos mil ciudadanosEste plan fue aprobado del 5 al 13 de abril de 1984, durante el mandato de Ronald Reagan e ideado por Oliver North. 

Según la especialista Diane Reynolds indicó que la FEMA, de acuerdo con 34 departamentos federales y agencias, efectuaron un ejercicio de reacción civil,  basado en escenarios de emergencias múltiples, operando tanto en el interior como en el exterior. En él participaron de forma concertada la FEMA y el Departamento de Defensa dirigiendo a otras agencias como la Agencia Central de Inteligencia, el Servicio Secreto, la Tesorería, la Oficina Federal de Investigación y la Administración de Veteranos, por medio de ejercicios de prueba para realizar una evaluación de asistencia militar en la defensa civil.

A nivel oficial, se trató solamente de ilegales que era mejor tener “sujetos” ante una posible situación convulsa, pero sería muy iluso pensar que esto mismo no podría ser utilizado con ciudadanos norteamericanos. Lo que se puede hacer con unos, en definitiva, también se puede hacer con otros.

La Era McCarthy

Estas operaciones se realizan con cierta periodicidad. Redadas para personas en tiempos de crisis son pergeñadas como el caso de los Raids Palmer y la Era McCarthy, que consistió en una verdadera "caza de brujas".

Un ejemplo de ello es que desde el año 1967 al 1971, el F.B.I tuvo en su poder una lista de personas para ser detenidas automáticamente como subversivas, con el nombre de la lista ADEX.

Efectivamente, el periódico Miami Herald obtuvo un memorándum de la Agencia en el que, ante alteraciones ciudadanas de grandes dimensiones, ésta quedaba autorizada por vía ejecutiva y con autorización por parte del presidente, a promulgar leyes de emergencia y asumir poderes fuera de lo habitual. En otras palabras ‘declarar la ley marcial.’

Luego del 11 de septiembre la Agencia estuvo en estado de máxima alerta durante horas, determinada a hacerse con el control de los Estados Unidos si la situación era la pertinente. 

Santiago Camacho escritor y periodista, se preguntó qué hubiese sucedido en esas instancias, a los micrófonos de la Cadena Ser del día 20 de enero de 2003. 
Su respuesta fue que Guantánamo no hubiese sido el único campo de concentración y que muy probablemente nunca más hubiese habido voces disidentes en el país más poderoso del mundo.


@mamiroca


Publicar un comentario