jueves

Machu Picchu


Machu Picchu, un lugar de poder entre los más importantes del mundo.


Perú es uno de los países más misteriosos y difíciles de penetrar del mundo y hasta allí fue Carlos Barroso del programa Milenio 3 de la Cadena Ser, para traer un reportaje sobre este enigmático lugar.

Llegó hasta el Machu Picchu, la ciudad perdida de la civilización Inca, erguida desde hace siglos en plena selva. La ciudad está situada a ciento treinta kilómetros de la ciudad de Cuzco, en la provincia peruana de Urubamba, el territorio ocupado por los Incas alrededor del siglo XV hasta mediados del siglo XVI, y circundado por un sinfín de misterios. 

Aún no se sabe con qué intención fue construida, ubicada en una montaña a más de dos mil setecientos metros de altitud, nadie sabe cómo lograron llevar los constructores las enormes piedras que utilizaron para sus edificios.

Pero todo en su conjunto ha creado un colosal complejo, imponente y majestuoso a la vez que habla de la grandiosa arquitectura que fue empleada para su construcción. Desde ese recóndito e inalcanzable lugar, Machu Picchu sigue retando a las alturas y a los siglos.

Una ciudad sagrada

Luego de varias expediciones por Perú, el recinto fue descubierto por Hiram Bingham III el 24 de julio de 1911 y le dio el nombre del cerro donde se asentaba y no dudó ni un instante de que había encontrado la mítica Vitcos, el último sitio que sirvió como refugio de los Incas rebeldes frente a los españoles en la selva de Vilcabamba. 
Aunque existen controversias sobre este último punto, los investigadores parecen acordar que ese sería el fin con el que se construyó la ciudad.

Machu Picchu se puede separar en tres partes bien distintas. El barrio sagrado, el barrio de los sacerdotes y la nobleza y el barrio del pueblo. Sin duda alguna, la zona más enigmática es la sagrada: allí se encuentra el Intihuatana o ‘lugar donde se amarra el sol’, una piedra en forma de círculo a modo de calendario que desarrolla un complejo sistema de medidas astronómicas y que decidía cuándo sembrar y cuando recolectar.

Además en el barrio sagrado se encuentra el Templo del Sol y el Templo de las tres ventanas; una imagen simbólica del cerro Tamputoco, el monte con tres aberturas del que, en base a la mitología salieron los primeros Incas el día de la Creación.

Joya arquitectónica

Todas sus construcciones siguen el estilo de la arquitectura inca, con muros de sillares pulidos regularmente, uniones milimétricas entre los bloques de piedra y una suave inclinación que provoca que la base del edificio destaque un poco con respecto a su remate. Esta imagen de trapecio se puede ver también en puertas, ventanas y huecos.

A Machu Picchu también se la conoce como la Ciudad de las fuentes de agua, los andenes y las escalinatas. Posee más de cien escaleras, alguna con más de cien peldaños y en la mayoría de los casos las pequeñas escalinatas de ocho o diez peldaños, labradas a mano en un solo bloque de piedra de granito. Son abundantes los estanques y las fuentes de agua, esculpidas en piedra y conectadas entre sí por canales y desagües horadados en la roca.

Machu Picchu es una llacta o ciudad burocrática donde vivían los funcionarios y administradores incas, artesanos y sirvientes. Pero eso no fue óbice para que fuese construida en un sitio inexpugnable que tendría un papel determinante: ser el último bastión, edificio y estancia de lo más granado de la clase noble, ante posibles ataques sorpresivos. Sus caminos estaban vetados para los pobladores en general y su ubicación era un secreto sólo reservado a los militares.

Las adoradoras del Sol

Estudios realizados cuentan que seguramente pudo servir como fortificación después de la Conquista española de la ciudad de Cuzco, capital del imperio inca en 1532 y muy especialmente para las saquias o mujeres destinadas a servir al dios Sol. Luego de que fuese aprendido el último inca rebelde Tupac Amaru I, seguramente fue abandonada porque no había ningún motivo para seguir allí.

Nadie puede negar que Machu Picchu es un lugar impregnado de cultura, historia, secretos y misterios aún no resueltos, herencia de una civilización y destino incomparable para los amantes de los paraísos auténticos.

Imagen: Pinterest.com/ ElAlispruz


Publicar un comentario