lunes

Extrañas clases de lluvias


Desde la época medieval se tiene referencia de enigmáticas lluvias de objetos de lo más inimaginable.


Lluvias de sangre, de peces, de cruces de madera, lluvias de arácnidos, de reptiles o de rarísimas sustancias de consistencia gelatinosa. Ya en el siglo XX, la superstición dio paso a la ciencia, y lo que antes era tildado de maldición o presagio de desgracias, todavía hoy aunque con bastante secretismo sigue siendo recolectado por los investigadores.

El día 5 de enero de 2003, en Puerto Rico una familia vio caer algo extraño. No tenía parecido alguno con un meteoro y los medios de comunicación no lo dieron a conocer. 
Iker Jiménez en su programa Milenio 3 de la Cadena Ser.

La roca que cayó del cielo

En San Juan de Puerto Rico, Genaro Torres Director de la Oficina de Manejo de Emergencias Ambientales, fue una de las primeras personas en constatar que un gran objeto había caído en una finca y había causado muchos problemas. Según sus palabras, era una roca que emitía gran temperatura y despedía rayos azules y una de sus partes desprendía una especie de gelatina. Luego de unas pruebas de compuestos orgánicos volátiles y de posibles emisiones de radiación, no se detectó absolutamente nada. Este objeto cayó en la parte delantera de una casa particular y las dos personas que tomaron contacto con el mismo tuvieron problemas respiratorios, porque desprendía un fortísimo olor a azufre y tenía el tamaño de una pelota de baloncesto. 

Genaro Torres además inspeccionó la casa para saber si había habido algún cortocircuito o alguna otra anomalía, pero todo estaba en orden y además enviaron muestras a sus laboratorios. Comentó también que la familia estaba francamente nerviosa porque en definitiva era un suceso de lo más inusual, que había quemado parte del jardín y su olor y sus destellos los tuvo bastante inquietos.

Hielo en España

En este siglo y también en el pasado han ocurrido hechos similares que han sido registrados oficialmente. En España, a principios del 2000, cayó una terrible lluvia de fragmentos de hielo a la que no se le dio explicación. Jesús Martínez Frías, Jefe del Laboratorio de Geología Planetaria, recolectó muestras de esta insólita lluvia de hielo y opinó que a pesar de que hubo fraudes, no restó credibilidad a los seis casos que ya forman parte de la literatura científica. En concreto, uno en Castellón de cuatro kilos, y el mayor constatado en España en enero de 2002 en Soria, de más de dieciséis kilos.

A nivel mundial

Charles Fort escribió El libro de los condenados, donde recopiló sucesos de pequeños diarios en Estados Unidos e Inglaterra similares al de Puerto Rico, como sustancias sin identificar, objetos inusuales a nivel histórico de alrededor de veinticinco mil sucesos de este tipo.

Carmen Porter en Milenio 3, también hizo una reseña de ‘las lluvias extrañas’ registradas por las autoridades desde el siglo XIX hasta hoy:

- En Londres, el 5 de mayo de 1848 cayó una lluvia de peces y un tipo de agua dulce que solo se encuentra en Galilea, Israel.

- El 14 de febrero de 1870 en Génova, Italia una lluvia de un líquido amarillo cubrió la ciudad que al ser medida dio como resultado cien mil toneladas.

- En agosto de 1894 en Bath, Inglaterra cayó una lluvia de miles de medusas y al mismo tiempo no muy lejos de allí, en Wigan cayó una lluvia de diminutas ranas.

- El 21 de julio de 1920 en Oregon, cayeron pedazos de un material similar a la porcelana.

- El 12 de mayo de 1930 en Queensland, Australia llovieron cangrejos.

- En enero de 1952 en diversas zonas de Burma, en la India llovió arroz.

- Dos años después, en California cayeron pedazos candentes de hierro fundido.

- El 27 de agosto de 1968 en Brasil, trozos de carne y sangre.

- En algunos lugares flores, granos de maíz, sapos y hasta monedas antiguas, todo documentado rigurosamente.

Teorías que intentan resolverlo

Hay quien dice que ciertos remolinos podrían lograr elevar desde el mar algunos componentes y lanzarlos en otro sitio, pero ello no explicaría otras ‘lluvias’ muy extrañas. El cielo se divierte a veces con el ser humano, de una forma un tanto extravagante.

Imagen: Tumblr.com

@mamiroca

Publicar un comentario